Costumbres alteradas

/ / Costumbres alteradas

Lauro Ramírez López, socio del Club de Ejecutivos.

¿Nada volverá a ser igual o todo volverá a la normalidad? ¿O no?

Un mundo distorsionado surgirá luego del mal invisible. Alterado. Distinto a la fuerza, y no sabemos si será mejor.

Las malas costumbres, y las buenas también, continuarán porque lo habitamos los hombres, que somos difíciles de cambiar.

Como todo el mundo tiene más tiempo extra en su casa, aparte de estar con su familia o reflexionar más, también puede hacer otras cosas, como especular, sospechar, conspirar, desconfiar. De lo que siempre hizo, de sus socios, del Gobierno, del origen ignoto del virus. De la tierra y el cielo. Total, sobra tiempo y ocio y las redes son gratis.

Al “horizontalizarse” las opiniones en redes y medios y poder acceder todos a ellas sin restricciones, la postverdad triunfa en todos lados. ¿Qué importa en realidad el origen del virus si lo verdaderamente trascendente es la cantidad de seguidores o likes? Lanzar una teoría con cierta base, con visos de verdad y la cita a alguna fuente conocida es suficiente para que cientos o miles me den la razón y me sigan. La verdad no importa.

Desde lo político, lo empresarial, pasando por lo social, familiar o personal, todo el universo de cosas que conocemos o hacemos se transformará de alguna manera. Un poco más o un poco menos. Y como el hombre sobrevivió y siguió caminando sobre la Tierra adaptándose a los cambios, también nos adaptaremos a los que ocurran por la pandemia, un fenómeno extraño y único en la historia de la humanidad.

 Fenómenos universales ya ocurrieron, como las enormes glaciaciones de la era prehistórica, pero ahora lo inédito es la inmediatez de una platea mundial, que observa en vivo y en directo todo lo que pasa en todas partes. Apenas el Presidente está informando algo con el ministro de Salud y antes que termine de hablar ya corrieron memes sobre el mensaje transmitido, o infografías. Aún sin 5G, la velocidad ya es asombrosa. Dos horas después, cuando uno lee el reporte sobre la conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno, ya le parece que la info es de antes de ayer.

La capacidad de adaptación es hoy un factor de medición de la inteligencia. No es igual en todos y depende de cada uno. Intentemos ejercitarnos y modificar nuestros hábitos para sobrevivir en el mundo post coronavirus…antes de la próxima pandemia.