Dónde está el poder

/ / Dónde está el poder

Héctor Sosa Gennaro, socio del Club de Ejecutivos.

Históricamente el hombre ha luchado por el poder en todos los ámbitos de la vida. La concentración principal del mismo se da en el poder político, por el alcance y las influencias que pueden obtener las personas que aspiran llegar a una posición decisoria.

Friedrich Nietzsche hablaba de la voluntad de poder, entendida como la ambición para lograr los deseos. El que busca el poder lo que pretende esencialmente es “imponer su voluntad, lo que se puede manifestar de diferentes formas”. En el ámbito político esta intención de hegemonía de una persona, tradicionalmente venia acompañada de una ideología política, que a su vez se identificaba con un partido político.

En nuestro país existieron dos eventos políticos importantes que alteraron la brújula ideológica de los partidos políticos; uno de ellos la caída de la Dictadura,  y el marzo paraguayo, en donde la clase política quedó sin ninguna capacidad de reacción ante la serie de acontecimientos que ocurrieron y que inficionaron fuertemente las bases de la misma.

A colación de todo lo dicho, cabe mencionar al célebre analista internacional Moises Naìm, que en su libro El Fin del Poder  sostiene que el  “el poder es cada vez más difícil de obtener, más difícil de usar y más difícil de perder”. Todo esto debido a la abundante cantidad y variedad de opiniones diseminadas por la prensa, las redes sociales, la gente que cada vez opina e interviene en los asuntos de interés, que ha degradado el poder en micropoderes, de difuso control. El descalabro político que vivimos hoy es consecuencia de estos hechos, lo que exige que la clase política tenga una preparación intelectual muy superior para hallar la fórmula correcta a fin de lograr gobernabilidad.


Artículo publicado el 23 de setiembre de 2019 en el diario 5Días