La incompetencia en los cargos públicos

/ / La incompetencia en los cargos públicos

Por Héctor Sosa Gennaro, socio del Club de Ejecutivos.

Un tema de mucha actualidad en nuestro país. Tapa permanente de los diarios es la incompetencia de empleados, especialmente de carácter público, que causan graves perjuicios económicos y administrativos en el desempeño de sus funciones.

A la evidente falta de formación de las personas que ocupan cargos públicos se suma otro factor que se conoce con el nombre de “jerarquiología” o estudio de las jerarquías. Y es un fenómeno que se da por la ambición de ascender a cargos superiores, no solo por el prestigio que ello supone, sino también por las bondades económicas que ello implica.

Esta teoría es llamada como “el Principio de Peter”, pues fue elaborada por el Dr. Laurence J. Peter, quien sostiene que “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”, o sea, que por el hecho de que una persona se desempeñe bien en una función no quiere decir que esté apta o preparada para ascender a una posición superior.

El mejor ejemplo en nuestro país se da en el ámbito político, cuando líderes de grupos o de partidos políticos o inclusive figuras deportivas por la supuesta fama o destaque que tienen, se creen con capacidad para alcanzar los más altos cargos públicos, siendo el pueblo víctima de ello, que inocentemente creyó en ellos al votarlos.

La ambición de unos pocos in-calificados nos puede llevar al fracaso, tan temido por muchos y tan sufrido por todos.