La soledad de las Pymes

/ / La soledad de las Pymes

Katy Guillén, socia del Club de Ejecutivos. 

Mantenerse conectados para compartir el peso de las decisiones.

Este periodo de aislamiento y semiparalización mundial está redefiniendo la manera en que se configurarán la economía, el futuro de las personas y las empresas. Actores claves en este presente y futuro son las Pymes, una fuerza arrasadora que en caso del Paraguay representa a más del 90% de las empresas y el 67% de la generación de empleo.

Las Pymes nacen de la visión de emprendedores, que encuentran el camino para consolidar sus sueños. Ese camino, sobre todo en las primeras generaciones, es solitario ya que, a diferencia de las grandes empresas, las decisiones no se toman en directorios: son individuales y recaen sobre su propietario.

Las Pymes deben tomar decisiones significativas para hacer viable el futuro: ¿Hasta qué punto debemos endeudarnos ahora para asegurar la continuidad? ¿Qué hacemos con nuestros colaboradores? ¿Existen medidas para mantener el pleno empleo? ¿Seguiremos en el mismo rubro? ¿Qué nuevas técnicas y tecnologías debemos incorporar para hacer frente a lo que se viene? ¿Entraremos en una guerra de precios? Y de ser así, ¿hasta dónde iremos para que no sea un camino sin retorno? ¿Cuáles de las herramientas o procesos del teletrabajo son válidos para el después? Es en estos tiempos de crisis cuando la importancia de estar conectados se hace más visible. En especial, para que esa carga sea menor, para que las decisiones tengan mayor acierto.

Las elecciones que se tomen, sin duda, afectarán a la vida de muchas personas, de centenares de miles en su conjunto. Por eso hay que hacer un alto, mirar alrededor, tomar experiencias de nuestros pares, actualizarnos en cámaras, asociaciones, clubes, centros de formación, a través del intercambio y consultas con colegas y amigos.

No es el tiempo de hacer las cosas como siempre… Es justo el momento en que el peso de las decisiones puede y debe ser compartido. Para una Pyme, esta coyuntura resignifica la importancia de compartir ideas, dudas, inquietudes, de estar más comunicados en tiempos de crisis.