Inicio / Revista revista-ejecutivos / 25 años de EMSA Inmobiliaria

25 años de EMSA Inmobiliaria

Club de Ejecutivos / 07/07/2019

Desde su apertura en 1994, EMSA Inmobiliaria se ha dedicado al negocio de los loteamientos. La empresa comenzó su actividad en las ciudades de Itá, Piribebuy y Luque bajo la conducción de sus fundadores, los hermanos Edgar y Eric Salum. 

Los Salum ya tenían experiencia en el rubro cuando fundaron EMSA y con mucho trabajo y dedicación lograron convertir la empresa en una inmobiliaria próspera, que pronto se expandió por distintas regiones del país. Abrieron oficinas en Concepción, Juan E. Oleary, Ciudad del Este, San Ignacio, Katueté, Pedro Juan Caballero, Villarrica y Asunción. 

Hoy la empresa tiene 7 sucursales y planes de abrir dos más en Caaguazú y Santa Rosa. “Una de nuestras fortalezas es que además de trabajar con las ciudades cabecera de los Departamentos del país, también abarcamos ciudades de menor porte donde nuestra contribución es mucho más notable”, comenta el Ing. Edgar Salum. 

Cifras de interés: 25 años de experiencia, 7 sucursales, 1.000 hectáreas comercializadas, 1.500 lotes vendidos, 140 fracciones comercializándose en este momento.

“En estas ciudades pequeñas, hacer un trabajo de loteamiento, en muchos casos en conjunto con la Municipalidad, redunda en el ordenamiento urbanístico del lugar que propicia un desarrollo constructivo posterior más coherente para la comunidad. Ahí es donde ponemos nuestro granito de arena, cumpliendo con las normas, cediendo los espacios necesarios para abrir las calles, las plazas públicas, haciendo un trazado acorde a la topografía del lugar. Porque cuando las cosas se planifican siempre hay un impacto positivo”, asegura Edgar Salum.

Para tener una idea de la trascendencia de las operaciones de venta de lotes a plazo, debemos considerar que la mayor parte de nuestros clientes no están bancarizados. Solo pueden adquirir un inmueble si lo hacen en cuotas que estén a su alcance y dentro de nuestra enorme variedad de ofertas a largo plazo. Es una financiación directa, sin necesidad de pasar por intermediación financiera, por lo que la adquisición de un inmueble en estas condiciones también tiene un efecto financiero inclusivo para los compradores de lotes que tienen capacidad de pago, pero no tienen una cuenta bancaria, acota el Eric Salum.

En muchos casos, estos lotes adquiridos en largas cuotas serán su único respaldo patrimonial para apalancar en el futuro algún crédito que les permita iniciar la construcción de la vivienda propia, el comercio, la casa de fin de semana o lo que ese comprador esté demandando.

Capitalización y líneas de inversión segura 

Hace 5 años EMSA Inmobiliaria dio un paso importante en su crecimiento y capitalización, convirtiéndose en emisora de bonos de la Bolsa de Valores y Productos de Asunción. 

Este proceso colaboró sustancialmente para ordenar la administración de la empresa en razón de estar sujeta a controles de auditoría externa publicados de forma trimestral haciendo públicos sus resultados y su situación patrimonial, así como los fideicomisos estructurados para realizar negocios puntuales. 

EMSA tiene dos tipos de clientes diferenciados. Los compradores de lotes quienes además ahorran a través de este sistema en muchos casos por no estar bancarizados; y los inversionistas a quienes asesoramos financieramente en el ámbito inmobiliario para diversificar sus colocaciones apuntando a la compra de inmuebles para ser loteados y que son adquiridos sobre una TIR (Tasa Interna de Retorno) según estudios de mercado y flujos proyectados que se basan en la experiencia en comercialización a largo plazo y las proyecciones de desarrollo de cada zona. Con esa información el inversionista se limita a adquirir el inmueble, mientras que EMSA, como socia estratégica que invierte en el proyecto, corre con los trámites de aprobación en las municipalidades correspondientes, gestiona las licencias ambientales, realiza la apertura de calles y plazas, instala servicios públicos, vende, cobra y rinde mensualmente al propietario sus ingresos. Es una inversión pasiva, sin preocupaciones para el inversor, explica Eric Salum.

Nuevos productos

Un cuarto de siglo después de su primer lote, con 1.000 hectáreas comercializadas, 40 funcionarios directos y una cifra mayor de colaboradores indirectos, EMSA busca complementar su oferta incursionando en el desarrollo inmobiliario vertical. “Nuestra meta a futuro...”, adelanta Edgar Salum, “es estructurar el desarrollo no solo horizontal en las mismas áreas loteadas, sino ofrecer también modelos de vivienda, bloques etc. Vamos a ofrecer nuevos productos que complementen los que venimos haciendo, sin dejar de hacer los loteamientos que son una necesidad y una buena inversión”. 

Eric Salum acota que estas próximas novedades serán puestas a disposición de nuestros clientes, tanto de los que adquieren lotes como de nuestros inversionistas.