Inicio / Revista revista-ejecutivos / Una oportunidad para el crecimiento industrial

Una oportunidad para el crecimiento industrial

Diego Díaz / 13/01/2020

2019 dejó un mal sabor al convertirse en el único año en el que Paraguay no creció luego de varios períodos en los que la economía parecía avanzar sin contratiempos. A pesar de ello, tuvieron lugar sucesos rescatables como los tratados automotrices cerrados con Argentina y Brasil.

Entre ambos acuerdos, tal vez el más significativo es el consolidado con Brasil, porque el envío de autopartes y las importaciones de vehículos que realiza Paraguay hacia y desde dicho país son mayores que las operaciones comerciales con Argentina. 

Según el presidente de la Asociación de Empresas Autopartistas del Paraguay, Martín Cuadro este acuerdo político con Brasil representa un “antes y un después” para la industria nacional y pone en puerta a inversiones que complementarán la cadena productiva del sector automotriz. “El capital no había llegado al país por no tener marco jurídico. Ahora, con el respaldo que da el acuerdo automotriz con Brasil las inversiones empezarán a instalarse”, acota Cuadro. 

Para el titular de la Cámara, el acuerdo automotriz facilitará la integración productiva entre las empresas autopartistas y los proveedores que están en el extranjero. Es decir, que estas empresas que venden materiales a los productores de autopartes lleguen a Paraguay. “Nuestro país tiene poco desarrollo industrial, debemos avanzar en este aspecto con políticas que nos ayuden. Hoy en día el régimen de maquila es una herramienta beneficiosa, sin embargo, deberíamos revisar si no se está quedando desfasado”. Acerca de las condiciones para el desarrollo industrial, el titular del gremio autopartista indicó que el sector creció de forma agresiva y podríamos decir que estamos llegando a un punto en el que el régimen de maquila solo no es suficiente para que la producción autopartista tenga más competitividad frente a una economía de moneda devaluada como Brasil. Por otro lado, recomendó que lo ideal sería bajar costos dentro de una política industrial y pensar en incentivos para el sector.



En qué consiste el tratado

El tratado automotriz cerrado entre Paraguay y Brasil habilita el libre acceso inmediato a Paraguay y el libre acceso inmediato a Brasil, con algunas excepciones a ser liberadas en cuatro etapas (entre el 2019 y el 2022). A la vez, brinda acceso preferencial para productos de maquila con Índice de Contenido Regional (ICR) menor al 50%. 


Grandes oportunidades para que las inversiones lleguen 

“Si la industria de autopartes se desarrolló en el marco de un régimen precario como el que tuvimos durante los primeros 8 años, en los que empezaron a instalarse en Paraguay las empresas de autopartes, creo que con un acuerdo formal con Brasil y Argentina el crecimiento y la generación de empleo serán importantes en los próximos años”, dice el economista y exministro de Hacienda, César Barreto. 

Paraguay provee una parte muy pequeña de artículos para la producción automotriz de Argentina y Brasil, según Barreto, si logramos exportar autopartes para el 5% o el 10% de la industria de ambos países lograríamos un comercio muy sustancioso. “Este es para nosotros el acuerdo más importante desde el nacimiento del MERCOSUR ya que nos permitirá generar oportunidades para la gente”, resaltó el exministro. 

César Barreto hizo una salvedad con respecto a los años en los que el comercio con Brasil se dio a través de un pacto político que permitió el desarrollo del sector automotriz pero con el riesgo de que Brasil tomara la decisión de imponer aranceles. “Con el marco normativo ahora eliminamos ese riesgo. Brasil tenía la potestad de cobrar aranceles, pero ahora se creó una seguridad jurídica muchísimo más alta aunque sea en condiciones preferenciales y progresivas”.

Seguramente hay cuestiones que se deberán mejorar con el tiempo. Posiblemente será necesario buscar medidas para absorber más mano de obra, no obstante, la industria automotriz está en la senda correcta y en algún momento podría dar a luz una nueva industria de ensamblaje. 


La desgrabación de aranceles a las exportaciones de autopartes para Paraguay se dará de la siguiente manera: 

2020: monto inicial de US$ 350 millones y Contenido Regional de 40%

2021: US$ 400 millones y Contenido Regional de 40%

2022: US$ 450 millones y Contenido Regional de 41%

2023: US$ 500 millones y Contenido Regional de 43%

2024: US$ 560 millones y Contenido Regional de 44%

2025: US$ 620 millones y Contenido Regional de 45%

2026: US$ 680 millones y Contenido Regional de 48%

2027: US$ 750 millones y Contenido Regional de 50%


Econ. César Barreto 


Cuando un sector que genera mucho empleo está en auge crea un efecto multiplicador que beneficia al comercio. 


Efecto Multiplicador

“Lo que normalmente ocurre cuando un sector que genera mucho empleo está en auge es un efecto multiplicador que beneficia al comercio y crea externalidades positivas porque aumenta la cantidad de gente con capacidad de compra”, subraya Barreto. Otro impacto de la consolidación del acuerdo automotriz es la inyección de dinamismo que le da al rubro logístico, que siempre se beneficia cuando la productividad industrial da un salto. César Barreto afirma que aproximadamente cada persona con ingresos dentro del rubro automotriz es capaz de hacer que dos personas más cuenten con ingresos indirectos. Asimismo, el sector de los servicios es otro de los actores que celebra la decisión de Paraguay y Brasil en el marco del rubro automotriz.


Datos sobre el comercio automotriz 

El comercio automotriz está exportando entre US$ 350 a US$ 380 millones anuales, esto sin considerar la fabricación de motocicletas que es un mercado enorme. “La industria automotriz requiere mucha mano de obra intensiva, por ende la generación de empleo es muy grande. También hay que tener en cuenta que las empresas de autopartes suelen ser multinacionales, por ende están formalizadas y suben la vara para todos”, subraya Cuadro. Así la industria automotriz crea una expansión de beneficios que impacta en el comercio de bienes de consumo, específicamente en los negocios de comida y servicios en general.


Beneficios del acuerdo automotriz 

- Sienta las bases para la integración del régimen automotor del Mercosur.

- El acuerdo entre Paraguay y Brasil prevé mover US$ 1.300 millones de forma inicial, mientras que el tratado automotriz entre nuestro país y Argentina moverá inicialmente US$ 223 millones.

- Además, incorpora oportunidades para el desarrollo de vehículos eléctricos, híbridos, a gas, hidrógeno y otros. Se establece un Trato Especial y Diferenciado (TED) para Paraguay, iniciando con ICR de 30%.

- Los vehículos de transporte de personas tendrán acceso preferencial para ambos países para 1.000 unidades con índice de contenido regional reducido, con trato especial de 30% de ICR) para Paraguay y 35% para Brasil.

- Brasil y Paraguay mantendrán sus aranceles nacionales vigentes hasta que se establezca el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur. 

- Atiende las sensibilidades del mercado paraguayo en cuanto a la importación de vehículos usados, en conformidad a las normas nacionales y los términos a acordar en el régimen del Mercosur en materia ambiental, salud pública y seguridad.


Acuerdo con Brasil vs acuerdo con Argentina 

Las diferencias entre ambos acuerdos básicamente están en la cantidad de cupos. El comercio bilateral con Brasil es mucho más importante al mover US$ 350 millones que ahora tendrán acceso preferencial. Mientras que el tratado automotriz con Argentina establece un comercio inicial de autopartes por valor de US$ 35 millones. Además, el acuerdo con Brasil sienta las bases para la comercialización de autos habilitando una cota preferencial para autos eléctricos con contenido regional menor parael comercio. 



Nota de la edición no. 114 Enero 2020